Los Mirlos es el grupo fundamental de la cumbia peruana de la zona del Amazonas. Su música y sus letras, que pintan su aldea, recorren el mundo desde la década del setenta y es festejada por diferentes generaciones y estratos sociales. Pablo Lescano, de Damas Gratis, los tiene como referentes.

 

Los Mirlos son aves amazónicas que imitan cualquier sonido que aparezca. Pero Los Mirlos, también, son los músicos que integran a un grupo peruano que es creador de la cumbia amazónica, y que en honor a esas aves sonoras de esa región selvática, decidieron denominarse de la misma manera. Estamos hablando, estimado lector, de la agrupación “madre” de la cumbia de la zona de selva del Amazonas, la que influye, desde la década del setenta, en todos los grupos que llegaron después, ya sean de Colombia, Argentina, o de cualquier otro país latino. Asimismo, el sonido que propone esta orquesta es tan particular que inspiró a la creación tanto del estilo Chicha (que hoy es furor en cualquier región del mundo), como además, en sus inicios, al reconocido cantautor argentino Pablo Lescano, líder de Damas Gratis, por nombrar tan sólo a uno de los tantísimos artistas referentes locales de la música tropical. Así como Los Mirlos conquistaron con su música ciudades del planeta, también consiguieron prematuramente llegar con los suyo a los diferentes estratos sociales (que no es poco) en su región de origen. Los Mirlos hoy están más vivos que nunca y hacen bailar a gente joven como mayor, ya sea aquí como allá o más allá. Sus letras son un homenaje a su región, simboliza su ámbito y sus costumbres (los músicos revalorizan los trajes típicos de su zona y sostienen las tradiciones y creencias “mágicas” de su naturaleza). A partir de esa idea, la cumbia, sea del lugar que sea, cuenta o narra, como si fuera una cronista, lo que se refiere a su terruño. Tuvimos el placer de conversar con Jorge Rodríguez Grández, el histórico líder de esta orquesta peruana de lujo, dentro del marco de una visita para su concierto en el festival *El Sonidero del Mundo, llevado a cabo en Buenos Aires.

-Siendo Los Mirlos un grupo que sin duda influyó en el surgimiento de bandas tropicales en Argentina y toda Latinoamérica, ¿notan ustedes esa influencia en los grupos de cumbia de la actualidad?
-Claro que sí. Porque en la actualidad existen agrupaciones y jóvenes que han aparecido estos años y que tomaron como referente musical la cumbia amazónica de nuestra agrupación, diferenciándose cada una de estas en la forma de su interpretación.

-¿Cómo ven el desarrollo de la cumbia latinoamericana en la última década? ¿Sienten que ha avanzado o ha retrocedido en cuanto a creatividad?
-La cumbia en Latinoamérica en esta última década continúa creciendo con diversos estilos, desarrollándose musicalmente para hacerse conocidos y que puedan perdurar en el tiempo. Sentimos que la cumbia viene avanzando creativamente, ya que están apareciendo grupos musicales con nuevas canciones y estilos diferentes.

-¿La cumbia debe ser un reflejo de la idiosincrasia de una región? Se lo pregunto porque ustedes tienen canciones como Lamento de la Selva, Muchachita del Oriente o El Curandero.
-La cumbia que interpretamos con la agrupación es un reflejo de la idiosincrasia de nuestra selva amazónica, ya que es una característica propia de nuestras raíces culturales, y en razón a ello es que siempre ponemos títulos a nuestras canciones como Lamento en la Selva, El Curandero, El Negro Verde, Selva Región Bendita, entre otros. En las canciones hemos sabido combinar los instrumentos con las voces; logramos otorgar a nuestras grabaciones originalidad y personalidad.

-¿Cómo sintieron que influyó la ‘hermandad’ dada con los países latinoamericanos para la difusión del grupo?
-La hermandad latinoamericana siempre existió para nuestra agrupación musical. Nos sentimos siempre agradecidos por todo el apoyo en la difusión de nuestras obras musicales en las diferentes radios-emisoras, Dj’s y plataformas de música por internet. Existen grupos musicales que interpretan nuestras canciones, cada uno a su estilo, en diferentes países. Por ejemplo en Colombia, los hermanos Tabarés Céspedes con su Orquesta Nueva Clase, hicieron un homenaje a nuestra agrupación. También en Argentina, lo hizo Pablo Lescano y sus Damas Gratis, y Oliver Konan de Chicha Libre en Estados Unidos. Todo eso permitió que nuestras obras se sigan difundiendo por el mundo, de generación a generación.

-¿Es posible decir que, en sus comienzos, su música era recibida por una determinada clase social y hoy la escucha un público mucho más amplio? En otras palabras, ¿la música tropical llega hoy a todo tipo de personas o siempre lo hizo?
-Como cualquier agrupación que aparece, primero se hace conocida en su región, pero es a partir de 1975 que Los Mirlos empiezan a ser considerados el mejor grupo tropical de Perú, dando comienzo a la “fiebre mirlómana”, ya que en cada lugar que nos presentábamos era un éxito rotundo y el público de las diferentes clases sociales gozaba con cada uno de nuestras interpretaciones, mérito mayor, tomando en cuenta que las canciones eran difundidas en base a nuestra calidad musical y estilo original. Actualmente, en Lima existen locales donde asiste público juvenil, como las discotecas, donde se están conectando todo el tiempo con nuestra música. También en locales muy populares y de renombre, donde asisten jóvenes y personas mayores, de todas las esferas sociales.

-Volviendo al tema de la idiosincrasia, ustedes expresan una profunda admiración por el progreso, la enseñanza, la educación y sobre todo el arraigo hacia la tierra natal como piezas fundamentales para la existencia, ¿existen hoy bandas tropicales que expresen un mensaje semejante, en su opinión?
-Sí, claro. Por ejemplo Los Wemblers, de Iquitos; o bien Juaneco y su Combo, de Pucallpa, son grupos que difunden a través de sus grabaciones muestran raíces culturales de la amazonia, así como también grupos más jóvenes como Explosión de Iquitos, que continúan con este mismo mensaje.

-¿Creen que la experiencia de las presentaciones en Estados Unidos puede repetirse? ¿U hoy día no hay cabida en tierra estadounidense para la música tropical?
-En toda Latinoamérica existe un público seguidor que gusta de este ritmo tropical, y los inmigrantes latinos que radican en Estados Unidos son los primeros consumidores de este género musical. Por otro lado, debemos mencionar al francés Oliver Conan y a su agrupación musical, que grabaron algunas obras musicales de nuestra agrupación, entre otras con su productora Chicha Libre, que tiene muy buena aceptación dentro del público americano.

-En su página oficial, usted afirma que los medios de comunicación actualmente juegan un papel fundamental introduciendo música extranjera, y que eso influye a los músicos creando ‘simples imitadores’, ¿cómo creen que podría revertirse esta situación desde los propios medios?
-Para no ser simples imitadores de música extranjera necesitamos el apoyo de los medios de comunicación, para difundir las obras originales, y que le permita al artista ser reconocido en su labor musical; a su vez es importante para mejorar su calidad de vida.

-¿En qué se diferencia la cumbia de Perú con la de Colombia?
-La cumbia peruana es un género musical popular que se identifica por el sonido de la primera guitarra que sobresale entre los demás instrumentos en una canción. En cambio la cumbia colombiana tiene como instrumentos principales a la gaita o flauta, y también el acordeón o bandoneón en sus canciones de ballenatos y cumbias.

-¿Cuál es su consideración o análisis de la cumbia villera, nacida en los barrios postergados de Buenos Aires? ¿Conoció a Pablo Lescano en persona u otros artistas del género de Argentina?
-La cumbia argentina se va consolidando y desarrollando poco a poco, manifestándose en algunas agrupaciones musicales como Damas Gratis y Ráfaga, entre otras. Cada agrupación tiene su estilo personal, pero en un inicio todas tuvieron influencia de la música tropical peruana. Son las mismas bandas que se posicionaron en el mercado argentino y extranjero. Por otro lado, conocí a Pablo Lescano en persona. Es un gran músico e intérprete que tiene ya bien ganado un reconocimiento por la genial labor musical que realiza en Argentina; así como también las demás agrupaciones dan pasos importantes y notables, tanto en tu país como en el exterior. Aunque hoy para las músicas ya no existen fronteras, puesto que vivimos en un mundo globalizado por medio de las redes sociales.

*El Sonidero del Mundo es un festival nuevo, que se está desarrollando a partir de abril en Buenos Aires, y se repite una vez por mes. Su idea es fusionar a la tradicional cumbia, joropo y chicha con las modernas manifestaciones sonoras que son la cumbia digital, trap e indietrónica. El vienes 15/4, en Groove (Avenida Santa Fe 4389), tocan Los Mirlos, Orkesta Popular San Bomba, y los sets de música ambiental están a cargo de los Dj´s Boom Boom Kid y Hugo Lobos. En Mayo toca Anita Tijoux (rapera de chile).